Alimentación energética durante el embarazo

Una alimentación sana, natural y bien equilibrada durante el embarazo es importante tanto para el estado de la mamá como para el del bebé.

El embarazo a nivel energético es un proceso de acumulación, interiorización y energía centrípeta. Durante este proceso se diferencian tres etapas energéticas:

  • 1ª etapa de cierre – para cerrar el “nido”.
  • 2ª etapa de estabilidad.
  • 3ª etapa de apertura – relajación – preparación para el parto.

La alimentación energética ayuda a equilibrar la energía de la mamá y el bebé en cada fase del embarazo. Los grupos de alimentos presentes en la alimentación de la mamá son los mismos en las tres etapas: proteína vegetal y/o animal, cereales, verduras, algas marinas (minerales), semillas y frutos secos y algo de fruta, pero según la etapa es conveniente incrementar o reducir la cantidad de estos grupos para generar un efecto que ayuda a equilibrarlas. Por ejemplo, si en la primera fase la mamá toma muchos alimentos con efecto de expansión y apertura (fruta tropical, cítricos, especias, estimulantes) y no hace énfasis en alimentos con efecto de contracción y cierre (pescado, algas marinas, condimentos salados como el miso, legumbres…), puede que el “nido” no quede bien cerrado y se produzcan hemorragias durante el embarazo o incluso la pérdida del bebé (aborto natural). Todo lo que comemos produce un efecto en nuestro cuerpo físico (también a nivel mental y emocional).

Otro ejemplo: si la mamá consume muy a menudo proteína animal (carne roja o blanca, huevos, pescado, quesos) durante la tercera fase, puede que en el momento del parto su energía sea demasiado contractiva y centrípeta y no se dé la energía de apertura necesaria para el  parto, teniendo que proceder seguramente a una cesárea o episiotomía mayor.

Otros desajustes que pueden aparecer durante el embarazo y que mejoran mucho con una alimentación sana y adecuada son:

  • Los vómitos y náuseas durante el primer trimestre.
  • Estreñimiento y hemorroides.
  • Presión alta
  • Problemas de circulación sanguínea.

Tomar conciencia de los efectos de cada alimento es fundamental para mantener esta etapa y la salud de la mamá y el bebé en equilibrio.

 

¿Qué podemos hacer por ti?

Puedes consultar a Helena González, especialista en alimentación energética de Instituto Meridians, para que te asesore sobre la alimentación más indicada para ti, según tu perfil energético y cada una de las etapas del embarazo.

Consúltanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.