Archivo de la categoría: Disciplinas

Alimentación energética y Salud Reproductiva

La regulación de la dieta es una parte muy importante de nuestros tratamientos de Medicina Tradicional China, ya que los hábitos alimentarios contribuyen a la fortaleza del organismo y el mantenimiento de la Salud. En algunas situaciones vitales, como pueden ser el embarzo, el postparto o los trastornos de la fertilidad es especialmente recomendable la asesoría especializada en dietoterapia energética.

Para mejorar la fertilidad

Una alimentación sana y adecuada al estado de la persona contribuye enormemente a mejorar la energía sexual y a equilibrar la energía de la zona reproductiva del hombre y de la mujer para potenciar la fertilidad. Hay alimentos, de los cuales se abusa bastante hoy en día, que por su efecto, producen un bloqueo en la mujer (no está receptiva) y una deficiencia en la energía sexual del hombre (mala calidad de esperma). Equilibrar la alimentación y utilizar los alimentos adecuados ayudará a la persona a sanar esta área.

Durante el embarazo

La dietética energética durante el embarazo también es muy importante, ya que en cada trimestre del embarazo rige una energía diferente y es conveniente adaptar la alimentación en cada etapa, para así ayudar a equilibrar el estado de la mamá y el bebé. Con una alimentación sana y adecuada energéticamente podemos evitar problemas como: abortos espontáneos, hemorragias durante el embarazo, náuseas, vómitos, bloqueo del canal del parto para el momento del parto.

En el postparto

Para recuperar a la mamá después del embarazo y el parto y asegurar una buena calidad de leche, una alimentación nutritiva, sana y equilibrada es básica. Durante los primeros meses después del parto la mujer necesita de muchos cuidados para que su energía se restablezca. Necesita una cocina que le nutra y la relaje también, con alimentos de calidad y estilos de cocción particularmente indicados para este periodo.

Puedes ampliar la información sobre está disciplina en los siguientes artículos:

Osteopatía y Salud Reproductiva

La Osteopatía es una disciplina manual que busca recuperar el equilibro en la biomecánica funcional de las estructuras músculo-esqueléticas y viscerales.

En el área de la Salud Reproductiva, la Osteopatía puede completar los tratamientos de fertilidad en hombres y mujeres, mejorar trastornos ginecológicos como el dolor menstrual y aliviar problemas comunes en el embarazo, como el dolor lumbar o la ciatalgia, entro otros. También es muy útil en la preparación de la mujer para el parto y durante la recuperación postparto.

Mediante el tratamiento osteopático se realiza un abordaje integral y personalizado, utilizando técnicas manuales específicas con el objetivo de asegurar una buena funcionalidad de las estructuras implicadas en el proceso reproductivo, combinando la osteopatía craneal, estructural y visceral, de manera indolora y no invasiva.

Puedes consultar más información sobre la osteopatía y su aplicación en los siguientes artículos:

Medicina Tradicional China y Salud Reproductiva

La Salud Reproductiva –ginecología, obstetricia, andrología y tratamiento de la fertilidad– es un área donde la Medicina Tradicional China (MTC) tiene mucho que aportar.

La concepción holística de la MTC sobre el ser humano y su relación con el entorno y entre las diferentes entidades que lo forman –Shen (Mente), Jing (Materia) y Qi (Energía)– permite acercarse a los trastornos relacionados con la Salud Reproductiva desde una perspectiva integral y que suele tener muy buenos resultados.

Así, muchos trastornos que son considerados ‘normales’ por la Medicina convencional por su frecuencia, para la MTC indican Síndromes de desarmonía que es necesario regular. Como ejemplo tenemos los trastornos del ciclo del menstrual (menstruación dolorosa, escasa o abundante) o algunos problemas del embarazo (como las nauseas matinales), en los que la MTC ofrece soluciones muy efectivas, además de actuar también de manera preventiva.

A través de sus diferentes técnicas –acupuntura y moxibustiónfitoterapiamasaje tuinadietoterapia energética y Qi Gong– la MTC regula la circulación de Energía (Qi) y Sangre (Xue) lo que favorece el correcto funcionamiento de los órganos y equilibra también los aspectos emocionales del individuo, mejorando notablemente su calidad de vida.

Si deseas más información, consúltanos. Con gusto responderemos tus dudas.

mtc@institutomeridians.com | 93 000 53 23

 

Yoga para potenciar la fertilidad

Amy-YogaLa practica de asanas (posturas) de yoga era antiguamente una forma de limpiar el cuerpo desde dentro hacia afuera, dejando en su interior espacio y ligereza que preparaba al practicante a meditar profundamente. Los maestros y los sabios conocían por experiencia los abundantes beneficios de la práctica, pero el interés quedaba más en lograr la iluminación liberándose de la rueda de karma de sus vidas. Hoy en día la practica de yoga es muy apreciada por sus efectos regenerativos y curativos sobre nuestro cuerpo físico.

Imagina una escoba que te quita la pelusa y el endurecimiento de la fascia muscular, un trapo que limpia los órganos dejándolos brillar, un líquido desintoxicante que permite un mejor flujo de la sangre por todo tu cuerpo…

Si fuera tu hígado una esponja, lo exprimes gentilmente con torsiones yoguicas, si tus músculos fueran elásticos los alargas y ablandas con estiramientos, si tus pulmones fueran jarras los llenas y vacías con la respiración honda y profunda…

Practicar el yoga es una oportunidad para estimular, fortalecer y mantener en estado máximo el funcionamiento de todos los elementos de tu cuerpo alejando incidencias de dolencia y enfermedad a largo plazo.

 

El yoga y la fertilidad

Las mejores posturas de yoga para ayudar a la fertilidad tienen en común algunos puntos importantes:

  • Incrementan el flujo sanguíneo a la pelvis y los órganos reproductivos
  • Equilibran hormonas
  • Reducen el estrés
  • Estimulan abdominales y ovarios

También a través del sistema de los chakras (vórtices de energía ubicados a lo largo de la columna), mantras (vibraciones de sonido-cantar) y visualización, en una clase de yoga puedes conectar e impactar de forma muy positiva el desempeño de tu sistema reproductivo.

 

La ostepatía y la infertilidad

Un porcentaje considerable de parejas se ven afectadas por algún tipo de dificultad para lograr la fecundación de forma natural. Frente a este problema, la medicina natural puede ayudar a restablecer las funciones de todos los elementos que serán de máxima importancia para conseguir un embarazo sano, entre ellos la alimentación, el estado emocional y las estructuras mecánicas y viscerales.

La Osteopatía ayudará a recuperar la biomecánica de las estructuras mecánicas y viscerales que han quedado restringidas en su movimiento y por lo tanto no efectúan su función correctamente.

La Osteopatía valora y trata:

  • Las disfunciones en la biomecánica craneal, ya que pueden repercutir en la correcta función del eje hipotálamo, hipófisis y órganos sexuales. La incorrecta funcionalidad de este eje alterará la segregación hormonal dando lugar a alteraciones en la ovulación y en la maduración del esperma.
  • Las adherencias abdomino-pélvicas ya sea por procesos de inflamación, infecciones, traumatismos o cicatrices por cirugía, pueden limitar la movilidad de las trompas ováricas (la trompa ha de tener un movimiento de  contractibilidad para desplazarse y captar el óvulo). Estas adherencias o traumatismos también pueden afectar a la movilidad del útero (la calidad de esta movilidad depende fundamentalmente de los movimientos del hueso sacro y del tono de las vísceras que lo rodean). El útero funcional está inclinado ligeramente hacia delante, en disfunción puede quedar fijado hacia atrás, en torsión, lateralizado…

Por ello, la pérdida de movilidad o fijación tanto en trompas ováricas como útero, serán de máxima importancia para la funcionalidad correcta del sistema reproductor.

Mediante el tratamiento osteopático se realiza un abordaje integral y personalizado, utilizando técnicas manuales específicas con el objetivo de asegurar una buena funcionalidad de las estructuras implicadas en el proceso reproductivo, combinando la osteopatía craneal, estructural y visceral, de manera indolora y no invasiva.

«La vida es movimiento»
Dr. Andrew Taylor Still

 

Referencias:

Barral, J-P., Mercier, P. (2009) Manipulaciones viscerales, Ed. Elsevier

Upledger, J. (2004)  Terapia Craneo Sacral, Ed. Paidotribo

Alimentación energética para mejorar la fertilidad en mujeres y hombres

Actualmente hay muchas mujeres y hombres con problemas de fertilidad. Una de las causas –y que  no suele relacionarse con este trastorno– es la alimentación industrial actual. El consumo en exceso de alimentos con una energía extrema de contracción (carne, huevos, embutidos, quesos) hace que se bloquee y se cierre el aparato reproductor de la mujer. La mujer no está receptiva.

Los hombres en cambio, debido al alto consumo de alimentos extremos de expansión y dispersión, como el alcohol y los estimulantes, comida preparada, microondas…, se debilitan y no se remineralizan ni se nutren adecuadamente para tonificar su energía masculina.
Entonces encontramos:

  • a mujeres bloqueadas y a hombres débiles  = problemas de concepción

Es muy importante prepararse para el momento de la concepción. La energía de Riñón, que es la encargada de nutrir el área reproductora del hombre y la mujer, debe estar potente para poder transmitir así toda la fuerza y la mejor esencia de ambos. La alimentación tiene un papel muy importante en todo este proceso. Una alimentación que nutra adecuadamente la energía de cada uno, según sus características, ayudará a potenciar la energía y el Jing (Esencia) de Riñón (ver ‘Antes del embarazo | Preparando el terreno’).

En general, la alimentación indicada para cuando hay problemas de fertilidad es:

  • En la mujer: mayor consumo de proteínas vegetales (legumbres, seitán, tempeh, tofu) y algo de pescado, dar más importancia a verduras (variadas) y cereales integrales. Un pequeño aporte diario de algas marinas, frutas y semillas. Le conviene evitar al máximo el consumo de proteína animal densa: carne (roja o blanca), huevos, embutidos, quesos (salados o blandos). También el exceso de harinas (pan, galletas, pizzas) y de lácteos (“ensucian” mucho la zona reproductiva de la mujer) y el alcohol, exceso de zumos o fruta tropical y azúcares.
  • En el hombre: evitar a toda costa el consumo de alcohol, estimulantes, azúcares (bebidas colas, pastelería, bollería). Reducir el consumo de carne animal densa (roja y blanca), embutidos y quesos fuertes y salados. Aumentar la cocina casera (estofados, horno…) con proteína vegetal o algo de pescado y huevo, el consumo de cereales integrales, verduras de raíz (zanahoria, chirivia, cebolla) y las algas marinas.

 

¿Qué podemos hacer por ti?

Cada persona tiene un patrón energético particular y, además de ciertas recomendaciones generales, vale la pena llevar una alimentación adecuada a ese patrón energético para conseguir mejores resultados terapéuticos. Helena González, especialista en alimentación energética, te asesorará sobre los alimentos más adecuados para ti y tu pareja de forma particular.

Consúltanos.

Alimentación energética durante el postparto

Después del embarazo y el gran esfuerzo del parto, el cuerpo físico de la mujer necesita descanso y tiempo para recuperarse.

La “cuarentena” o el “puerperio” es el tiempo (30-40 días) que el cuerpo necesita para volver a la normalidad. Durante este periodo la mamá necesita ser cuidada y muy bien alimentada. Respetar este periodo es importante para evitar trastornos como la“depresión postparto”, problemas de suelo pélvico (hemorroides, mala cicatrización del desgarro o episiotomía), cansancio prolongado, inestabilidad emocional…

 

Alimentación durante la cuarentena

Hay que dar energía para REFORZAR Y NUTRIR a la nueva mamá, y al mismo tiempo mucho DULZOR para relajarla. Durante los primeros días y meses una alimentación rica en frutos secos, proteínas (vegetal y animal –pescado o huevo–), condimentos salados (sal marina, salsa de soja, miso), pescado, cereales integrales (arroz, quinoa, mijo, avena), ayudarán a que la subida de leche sea rápida y ésta sea de buena calidad, consistente y nutritiva para alimentar bien al bebé.

Durante la lactancia la mujer da todo su dulzor al bebé con su leche, y por ello se genera tensión, bloqueo, calor… Por esta razón hay que darle a la mamá mucho DULZOR NATURAL para relajarla, en forma de cremas dulces de verduras, postres con fruta de buena calidad (compota de manzana o pera, manzana al horno, pera al vapor, amasake), verduras dulces y de raíz (calabaza, zanahoria, hinojo, coliflor, calabacín…)

 

¿Qué podemos hacer por ti?

Si te interesa recibir asesoría personalizada para este periodo, no dudes en contactarnos. Helena González, especialista en alimentación energética, te asesorará y te dará pautas y recetas para que, a través de la alimentación, consigas una adecuada recuperación después del parto y estés en las mejores condiciones durante la lactancia.

Consúltanos.

mtc@institutomeridians.com | 93 000 53 23

Alimentación energética durante el embarazo

Una alimentación sana, natural y bien equilibrada durante el embarazo es importante tanto para el estado de la mamá como para el del bebé.

El embarazo a nivel energético es un proceso de acumulación, interiorización y energía centrípeta. Durante este proceso se diferencian tres etapas energéticas:

  • 1ª etapa de cierre – para cerrar el “nido”.
  • 2ª etapa de estabilidad.
  • 3ª etapa de apertura – relajación – preparación para el parto.

La alimentación energética ayuda a equilibrar la energía de la mamá y el bebé en cada fase del embarazo. Los grupos de alimentos presentes en la alimentación de la mamá son los mismos en las tres etapas: proteína vegetal y/o animal, cereales, verduras, algas marinas (minerales), semillas y frutos secos y algo de fruta, pero según la etapa es conveniente incrementar o reducir la cantidad de estos grupos para generar un efecto que ayuda a equilibrarlas. Por ejemplo, si en la primera fase la mamá toma muchos alimentos con efecto de expansión y apertura (fruta tropical, cítricos, especias, estimulantes) y no hace énfasis en alimentos con efecto de contracción y cierre (pescado, algas marinas, condimentos salados como el miso, legumbres…), puede que el “nido” no quede bien cerrado y se produzcan hemorragias durante el embarazo o incluso la pérdida del bebé (aborto natural). Todo lo que comemos produce un efecto en nuestro cuerpo físico (también a nivel mental y emocional).

Otro ejemplo: si la mamá consume muy a menudo proteína animal (carne roja o blanca, huevos, pescado, quesos) durante la tercera fase, puede que en el momento del parto su energía sea demasiado contractiva y centrípeta y no se dé la energía de apertura necesaria para el  parto, teniendo que proceder seguramente a una cesárea o episiotomía mayor.

Otros desajustes que pueden aparecer durante el embarazo y que mejoran mucho con una alimentación sana y adecuada son:

  • Los vómitos y náuseas durante el primer trimestre.
  • Estreñimiento y hemorroides.
  • Presión alta
  • Problemas de circulación sanguínea.

Tomar conciencia de los efectos de cada alimento es fundamental para mantener esta etapa y la salud de la mamá y el bebé en equilibrio.

 

¿Qué podemos hacer por ti?

Puedes consultar a Helena González, especialista en alimentación energética de Instituto Meridians, para que te asesore sobre la alimentación más indicada para ti, según tu perfil energético y cada una de las etapas del embarazo.

Consúltanos.