Acupuntura en Barcelona, moxibustión, fitoterapia, masaje tuina, dietoterapia, qi gong, yoga y ostepoatía | Tratamiento de fertilidad, embarazo, parto y postparto, ginecología, andrología| Instituto Meridians | Consulta de Medicina Tradicional China
RSS Instituto Meridians-Yoga
Facebook de Instituo Meridians

¿Qué buscas?

La capacidad de procrear | Mantener la Esencia reproductiva | Qué podemos hacer por ti

Prepararse para el embarazoLas parejas que planifican convertirse en padres tienen la gran oportunidad de prepararse a nivel físico, energético y emocional antes de concebir.

Es muy importante conseguir un óptimo estado de salud de ambos padres antes del embarazo, ya que de esta manera es posible influir en que el embarazo se desarrolle de manera adecuada y que llegue a buen termino. Además, el estado de salud de los padres en el momento de la concepción y de la madre a lo largo del embarazo participará en que el nuevo bebé sea también un adulto sano.

 

La capacidad de procrear

El Jing según la Medicina Tradicional China

Desde el punto de vista de la Medicina Tradicional China (MTC), el ser humano nace a partir de la Esencia Vital o Jing.

El Jing, en un sentido amplio, se refiere a la sustancia fundamental que construye el cuerpo y mantiene las actividades vitales. En un sentido más estricto, se refiere a aquellas sustancias que producen el cuerpo y la vida de un nuevo ser: espermatozoides y óvulos; también se le conoce como Esencia Reproductiva. En ambos casos, es la base material de la vida, por lo tanto puede ser llamada, en general, la Esencia de la Vida o Esencia Vital.

En términos occidentales, podríamos decir que el Jing es el equivalente a la carga genética. Es la sustancia que define cómo es el ser humano y cómo actúan sus funciones vitales. El ADN derivado de la fusión de las células reproductivas de los padres es el Jing innato o del cielo anterior; y el que procede de la transformación de los alimentos y el aire inhalado a lo largo de la vida es el Jing adquirido.

Es el Jing el que nos da la capacidad reproductiva, determina las etapas de desarrollo del individuo y marca cuándo envejecemos.

 

Mantener el Jing (Esencia reproductiva)

Por un lado, la calidad del Jing de los padres determinará su capacidad para conseguir el embarazo y por otro también influirá en la condición del Jing del futuro bebé. Entre mejor sea el estado de salud de ambos progenitores, mejor será el Jing que el bebé herede y que se manifestará a lo largo de todas las etapas de su desarrollo vital.

Para mantener el Jing es recomendable:

  • Una alimentación sana y acorde con el patrón energético personal (ver alimentación energética). No todas las personas tenemos los mismos requerimientos a nivel de alimentación, estos dependerán de nuestro patrón energético; si tenemos tendencia al frío requeriremos de una clase de alimentos y cocciones distintas que si tendemos a sufrir de calor, por ejemplo.
  • Equilibrar los ciclos de actividad y descanso para favorecer el mantenimiento óptimo de la energía y de la sangre. Trabajar o hacer deporte en exceso desgastará nuestra energía; por el contrario, la inactividad hace que la energía también fluya lentamente, dificultando que las funciones reproductoras se lleven a cabo de manera fluida.
  • Evitar el contacto con sustancias tóxicas. Fumar, tomar café en exceso, el alcohol o el consumo de fármacos, incluso la exposición repetida a sustancias químicas tóxicas (por inhalación, contacto o a través de los pesticidas en la alimentación) pueden influir notablemente en nuestro estado de salud y en la capacidad de concebir, así como provocar trastornos en el desarrollo fetal.
  • Mantener un estado emocional equilibrado. La preocupación excesiva, la ira o la frustración, el miedo o incluso el exceso de alegría (euforia) pueden alterar la circulación de la energía y la sangre, y por consiguiente alterar el mantenimiento correcto del Jing.
  • Llevar una vida sexual activa, pero sin excederse. Para la MTC el Jing se manifiesta en óvulos y espermatozoides. La actividad sexual ayuda a mantener y activar la energía Yang del cuerpo cuando se practica. Sin embargo, cuando un hombre eyacula ‘pierde’ Jing, el cuerpo está preparado para este consumo del esencia hasta cierto punto manteniendo el equilibrio; no obstante, cuando la actividad sexual es excesiva, el Jing no puede reponerse de manera correcta. Para determinar cuánto es una actividad sexual adecuada podemos basarnos en el estado del hombre después de eyacular.  Si aparecen mareos, dolor de cabeza o sensación de debilidad lumbar tal vez se esté eyaculando demasiado y sería conveniente reducir la frecuencia.

 

El ciclo menstrual como termómetro del estado de salud femenino

El ciclo menstrual es para las mujeres un gran indicador del estado de salud general. Un ciclo regular (que viene rigurosamente cada 28 días), con un flujo menstrual adecuado, sin molestias ni dolor nos indican que la aspirante a mamá tiene un estado de salud físico y energético óptimo.

Los desarreglos menstruales nos pueden guiar hacia donde está el desequilibrio para corregirlo. Ya sea que se trate de ciclos adelantados y abundantes, irregulares, que la menstruación sea escasa o que haya dolor, podemos inferir que hay un desequilibrio energético que buscaremos regular a través de la alimentación, los hábitos de vida, la salud emocional y con el uso de las terapias más indicadas, desde la MTC (acupuntura, masaje tuina, fitoterapia) hasta la osteopatía o la terapia emocional.

Si las menstruaciones son dolorosas, con un flujo de color oscuro o denso, si los ciclos son largos (la regla se retrasa) o incluso si hay amenorrea (falta de menstruación) es importante evitar coger frío, sobre todo en la zona lumbar y abdominal. El frío ralentiza y puede llegar a ‘bloquear’ la circulación de la energía y de la sangre en general, pero principalmente en la zona pélvica, afectando la correcta función de las trompas y el útero.

 

El 50% de papá es muy importante

No olvidemos que es indispensable que el Jing de ambos padres esté en un óptimo estado. Muchas veces se enfoca la preparación al embarazo sólo en la mujer, pero ella aporta sólo el 50% del nuevo bebé, así que el otro 50% de papá también debe estar lo mejor posible para asegurar un bebé sano.

Además, de las sugerencias para mantener el Jing, es recomendable que el hombre evite la ropa interior muy ajustada y de materiales sintéticos, ya que estos favorecen la acumulación de humedad y calor en la zona pélvica, dando lugar a síndromes de desarmonía. Por la misma razón, los excesos de ejercicio físico que oprimen los testículos, como la bicicleta, deberán también evitarse.

Otro aspecto a tener en cuenta es la radiación que emiten los móviles y que, si se llevan dentro de los bolsillos del pantalón, pueden resultar perjudiciales.

 

¿Qué podemos hacer por ti y tu pareja?

A través de las técnicas de la Medicina Tradicional China y de otras disciplinas, como la alimentación energética, la osteopatía, el psico-coach y el yoga, podemos ayudarte a encontrar el equilibrio energético, físico y emocional para que busques el embarazo en las mejores condiciones posibles.

Esto se reflejará en que llevarás mucho mejor todo el desarrollo del embarazo y que tu bebé heredará un Jing de buena calidad, que se manifestará con un correcto desarrollo fetal y más fortaleza para afrontar el resto de su desarrollo como individuo.

 

  • La información contenida en esta página web se publica únicamente con fines informativos y no puede ser considerada como consejo médico personalizado. Ningún tratamiento debe llevarse a cabo basándose únicamente en estos contenidos, y se recomienda que el lector consulte a los profesionales acreditados en todos los asuntos relacionados con su salud y bienestar. El editor no se hace responsable de una utilización inadecuada de los contenidos presentados. Ninguna de la información o productos mencionados en este sitio están destinados a diagnosticar, tratar, mitigar o curar ninguna enfermedad. Las terapias naturales y no convencionales y, específicamente la terapia tradicional china, la osteopatía y la alimentación energética, son de naturaleza no sanitaria. La utilización de los servicios no sanitarios de la terapia tradicional china, osteopatía y/o alimentación energética no excluye cualquier tratamiento médico o farmacológico convencional.
Mapa del sitio