Archivo de la etiqueta: embarazo

Medicina Tradicional China y Salud Reproductiva

La Salud Reproductiva –ginecología, obstetricia, andrología y tratamiento de la fertilidad– es un área donde la Medicina Tradicional China (MTC) tiene mucho que aportar.

La concepción holística de la MTC sobre el ser humano y su relación con el entorno y entre las diferentes entidades que lo forman –Shen (Mente), Jing (Materia) y Qi (Energía)– permite acercarse a los trastornos relacionados con la Salud Reproductiva desde una perspectiva integral y que suele tener muy buenos resultados.

Así, muchos trastornos que son considerados ‘normales’ por la Medicina convencional por su frecuencia, para la MTC indican Síndromes de desarmonía que es necesario regular. Como ejemplo tenemos los trastornos del ciclo del menstrual (menstruación dolorosa, escasa o abundante) o algunos problemas del embarazo (como las nauseas matinales), en los que la MTC ofrece soluciones muy efectivas, además de actuar también de manera preventiva.

A través de sus diferentes técnicas –acupuntura y moxibustiónfitoterapiamasaje tuinadietoterapia energética y Qi Gong– la MTC regula la circulación de Energía (Qi) y Sangre (Xue) lo que favorece el correcto funcionamiento de los órganos y equilibra también los aspectos emocionales del individuo, mejorando notablemente su calidad de vida.

Si deseas más información, consúltanos. Con gusto responderemos tus dudas.

mtc@institutomeridians.com | 93 000 53 23

 

Alimentación energética durante el embarazo

Una alimentación sana, natural y bien equilibrada durante el embarazo es importante tanto para el estado de la mamá como para el del bebé.

El embarazo a nivel energético es un proceso de acumulación, interiorización y energía centrípeta. Durante este proceso se diferencian tres etapas energéticas:

  • 1ª etapa de cierre – para cerrar el “nido”.
  • 2ª etapa de estabilidad.
  • 3ª etapa de apertura – relajación – preparación para el parto.

La alimentación energética ayuda a equilibrar la energía de la mamá y el bebé en cada fase del embarazo. Los grupos de alimentos presentes en la alimentación de la mamá son los mismos en las tres etapas: proteína vegetal y/o animal, cereales, verduras, algas marinas (minerales), semillas y frutos secos y algo de fruta, pero según la etapa es conveniente incrementar o reducir la cantidad de estos grupos para generar un efecto que ayuda a equilibrarlas. Por ejemplo, si en la primera fase la mamá toma muchos alimentos con efecto de expansión y apertura (fruta tropical, cítricos, especias, estimulantes) y no hace énfasis en alimentos con efecto de contracción y cierre (pescado, algas marinas, condimentos salados como el miso, legumbres…), puede que el “nido” no quede bien cerrado y se produzcan hemorragias durante el embarazo o incluso la pérdida del bebé (aborto natural). Todo lo que comemos produce un efecto en nuestro cuerpo físico (también a nivel mental y emocional).

Otro ejemplo: si la mamá consume muy a menudo proteína animal (carne roja o blanca, huevos, pescado, quesos) durante la tercera fase, puede que en el momento del parto su energía sea demasiado contractiva y centrípeta y no se dé la energía de apertura necesaria para el  parto, teniendo que proceder seguramente a una cesárea o episiotomía mayor.

Otros desajustes que pueden aparecer durante el embarazo y que mejoran mucho con una alimentación sana y adecuada son:

  • Los vómitos y náuseas durante el primer trimestre.
  • Estreñimiento y hemorroides.
  • Presión alta
  • Problemas de circulación sanguínea.

Tomar conciencia de los efectos de cada alimento es fundamental para mantener esta etapa y la salud de la mamá y el bebé en equilibrio.

 

¿Qué podemos hacer por ti?

Puedes consultar a Helena González, especialista en alimentación energética de Instituto Meridians, para que te asesore sobre la alimentación más indicada para ti, según tu perfil energético y cada una de las etapas del embarazo.

Consúltanos.